EL SERVICIO AGRÍCOLA Y GANADERO ES EL ORGANISMO TÉCNICO RESPONSABLE DE LA CAMPAÑA Y LA DETECCIÓN DE LA INFLUENZA AVIAR

Por JUAN FERNANDO ESPINOSA SÁNCHEZ.

 

La Directora Regional Metropolitana del SAG indicó que la Influenza Aviar constituye una alerta sanitaria presente en este momento el país, que afecta a las aves migratorias, con presencia de la Región de Arica-Parinacota hasta la Región del Maule, pero, afortunadamente en la Región Metropolitana todavía no está presente.   “Sin embargo nos hemos preparados porque existe una posibilidad de que llegue y para eso hemos estado trabajando todo este tiempo,  tomando muestras, recibiendo denuncias, y trabajando en ello”, dijo Rebeca Castillo.

De acuerdo con lo señalado por la funcionaria desde el inicio de esta alera en la Región Metropolitana se han recibido “un total de 194 denuncias, de las cuales se han tomado 11 muestras, que han sido concordantes con la sintomatología de la enfermedad y todas han resultado negativas”.  Añadió que igualmente se han “realizado 214 visitas a diferentes lugares, ya sean espejos de agua o aves de traspatio buscando la enfermedad y todas las muestras que se han tomado han sido negativas”.

Procedimiento del muestreo

Más adelante, la Directora Regional del SAG indicó que influenza aviar es una enfermedad que “es muy difícil que se transmita a los humanos”, no obstante explicó que los funcionarios que toman muestra de las aves con síntomas van protegidos con un Tyvek, mascarilla, guantes y se toma una muestra de manera similar a la que se toma para Covid, con una torula que se introduce en el aparato bucal de la ave, desde donde se toma una muestra, se la ponen en un frasco y, posteriormente, esa muestra se envía al laboratorio.

“Ahí hacen un análisis de PCR, similar al Covid, la técnica es similar, pero el patógeno que buscan es distinto y si llega a salir positivo, obviamente, se establecen las medidas de control para poder contener la plaga y no siga expandiéndose este virus.  Lo más importante es contenerlo y erradicarlo”, subrayó Rebeca Castillo, quien compartió algunas de las características más recurrentes y notorias cuando un ejemplo puede estar afectado por la enfermedad.

“Las aves tienden a estar ataxicas, es decir, tienden a presentar cómo problemas de movilidad, se les tuerce el cuello, se vuelven medias lerdas o simplemente se mueren, fallecen rápidamente.  Entonces cuando esto suceda deben avisar al SAG, lo ideal es que no las muevan, lo ideal es que no la entierren, es que nos avisen inmediatamente para tomar muestras y poder hacer una rápida identificación de qué se trata y si es que está presente la enfermedad, poder tomar las medidas necesarias”, recomendó Rebeca Castillo.

Seguros en caso que sea detectada

Finalmente y consultada por la prensa local, la Directora Regional Metropolitana  del SAG indicó que en caso del sacrificio de aves por la enfermedad se han previsto los perjuicios que esa situación genera.  “Es importante señalar también que la empresa tiene un seguro contratado y en caso que se detecte la enfermedad, ojalá no sea así, en aves de traspatio y haya que sacrificar aves, estas van a ser cubiertas por este seguro”, precisó Rebeca Castillo.

Asimismo, informó que las empresas del rubro avícola se encuentran trabajando en la prevención del ingreso de la enfermedad a sus planteles, “fortaleciendo sus sistemas de bioseguridad”, a pesar de que constantemente están tomando muestras para una serie de enfermedades, no solamente influenza aviar.  “Hay que recordar que la influenza aviar es una enfermedad de aves migratorias, por lo tanto si ellos la detectan tiene que inmediatamente informar al SAG y cuando se detecta, lamentablemente, influenza aviar, la única forma de control es la matanza de los animales.  Nosotros no hemos tenido nunca influenza aviar en la Región Metropolitana”, subrayó la Directora Regional del SAG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *